JVM1

Lo que da de sí un año. Para Cooncert, este 2014, ha resultado hasta el momento (claro que solo llevamos un año y 3 meses), el mejor hasta la fecha. Lo hemos intentado resumir en este TOP 10, ordenado del 10 al 1, por eso de mojarnos y no dejarlo sin numerar. Pero lo cierto es que hay muchos, muchísimos momentos que se quedan fuera.

Palabras de agradecimiento vuestras a través de todos los canales, gestos en persona en los Cooncert celebrados. Detalles de todo tipo que nos dan la mayor recompensa posible para un proyecto que parte de la ilusión de vivir la música en directo y en el que el cariño (perdón por este momento) es su principal motor.

Dicho esto, vamos con el TOP 10 del 2014 según Cooncert:

10.-Estrenarnos en Murcia con The Boxer Rebellion.

Hay varios factores que hacen aún más especial este Cooncert ya de por sí potente. De entrada, porque nace de manera “express” con poco margen, ya que The Boxer Rebellion venían a girar Madrid y Barcelona, pero tuvimos el reto de proponer una nueva ciudad y Murcia respondió brutalmente. Además, el proomotor fue uno de los fans más activos de la zona, Alberto (¡Un abrazo!) y Murcia nos encanta. El SOS4.8 es un festival favorito, y estar allí nos acercó un poco a esos días de Mayo.

 

9.- Formar parte del Beefeater In-Edit
La de años que llevamos yendo a los cines de Aribau a ver documentales uno detrás de otro por este festival único, y este año hemos sido (un poco) parte de él. Estuvimos presentando Cooncert en su sección de Ray-Ban In-Edit Fast Forward y luego llevando de la pantalla al Apolo, a los protagonistas del Europe in 8 Bits. ¡Un fiestón que esperamos repetir en 2015!

 

8.- Llegar a París con Ramón Mirabet

La buena música no tiene fronteras y Ramón Mirabet, el mismo que estrenó Cooncert con Rachel Sermanni en 2013, y ya uno más en la casa de este proyecto, decidió dar un cooncert en París. Allí es bien conocido por cantar desde lo alto de Montmartre y su paso por el Operación Triunfo francés, y en la sala L’Entrepôt reunió a 200 personas gracias a los fans y un trocito de Cooncert. ¡Merci beaucop, Lorette!

7.- De fiesta con Nathaniel Rateliff   

Bueno, primero de todo, lo importante: bo-la-zo que se marcó en La 2 de Apolo. Su fan, Luís López (¡Mil veces gracias por este descubrimiento!) aún flipa. Pues bien, el tejano de voz profunda nos pidió un tour por Barcelona. Y así lo hicimos tras ese concierto, y le caímos todos tan bien, que en el showcase en el B-Hotel de Bavaria 8’6, regaló ese gran disco que es “Falling Faster Than You Can Run”. El resto de la noche previa, os lo contamos mejor en persona un día de estos.

 

6.- A la final del Primavera Sound
El festival al que todos vamos, este año organizaba un concurso de start ups culturales, al que sin saberlo, llegamos a la final. Todo un honor y un halago de los que más nos han sonrojado este 2014. No ganamos, pero esta vez y con ese tópico que todo lo cura, lo importante era participar. Además, en el apartado PRO conocimos a otras iniciativas con las que ahora estamos en contacto pensando que ideas podemos llevar a cabo juntos.    

 

5.- Un lunes del revés con Slow Magic

Noviembre, frío, lunes… pero ahí estaba Slow Magic para salvarnos a todos y regalarnos uno de los cooncerts más animados y bailados hasta el momento. Fue “sold out” en nuestra querida Sidecar y salieron tantas fotos de su máscara de luces como músculos del cuerpo movimos al tener en directo temas como “Girls”, “Still Life”, “Corvette Cassette” o sus covers de “Say My Name” de Destiny’s Child o “You” de Gold Panda… Madrid, preparaos que en febrero estaremos allí y ya podéis comprar las entradas aquí.

 

4.- Ser expertos en el Sónar+D

Como lo leen. El apartado profesional el Sónar, llamado Sónar+D, y que cuenta con unas sesiones llamadas “Meet the expert” (“Conoce al experto”), seleccionó a Cooncert para formar parte de estas. El festival más avanzado y con el olfato más afinado en nuevas tendencias y tecnologías, nos regaló esta pequeña medalla que recordaremos siempre. Formamos parte del Sónar+D en 2014.

 

3.-  James Vincent McMorrow

He aquí nuestro punto débil y romanticón. James Vincent McMorrow fue el primer artista en el que soñábamos en 2013, cuando nuestra andadura en este proyecto era corta, aunque intensa. Medio año más tarde, tuvimos el enorme placer de conocerle y poder cantar “Glacier” y “We don’t eat” en la sala Apolo de Barcelona y, dos días más tarde, llenar la mítica Joy Eslava de Madrid. Un lujazo que, ahora que es más conocido por ponerle banda sonora a la Lotería de Navidad, nos llena de orgullo poder decir que fueron los fans los primeros atrevidos en pedir que viniera.

 

2-. Glass Animals

La sala Charada patas arriba al ritmo de “Pools”. Un Cooncert con mucho ritmo para estrenarnos en Madrid, en el que los apadrinados por el productor de The Rapture o Crystal Castles presentaron su álbum debut “Zaba”, acompañados de Pacosan.

 

1.- Ólafur Arnalds

Que ¿por qué es el número uno? Aquí la respuesta: Más de 1.000 personas esperando ver a este artistazo en la puerta de la sala BARTS nos hacen creer en este proyecto y en que, efectivamente, juntos no hay conciertos imposibles.

¡Gracias!